islandia-una-isla-volcanica-de-fuego-y-hielo

Durante el adviento, visitar uno de los muchos mercados navideños es uno de los eventos más tradicionales y entrañables en Alemania.

Pero estos mercados no solo son populares en Alemania, hay muchos otros países que tienen una larga tradición y resulta maravilloso hacerles una visitar.

  • Basilea. Suiza

El mercado navideño de Basilea es el más visitado de Suiza y fue reconocido con el galardón el «Mejor mercado navideño de Europa 2021». Se localiza en el popular Adväntsgass en Glaibasel. Situada a orillas del Rin, la ciudad desprende un encanto muy especial durante esta época. El pintoresco mercado navideño con alrededor de 200 puestos se extiende desde Barfüsserplatz hasta Münsterplatz. Hay un magnífico árbol de Navidad decorado por el conocido decorador Johann Wanner. Los visitantes pueden disfrutar de una maravillosa vista sobre el radiante mar de luces desde el «Pfalz», una terraza en lo alto sobre el Rin detrás de la catedral.

  • Nueva York, Estados Unidos

Un mercado navideño ligeramente diferente de lo que conocemos se encuentra en Bryant Park en el centro de Manhattan. Aquí no hay puestos tradicionales, sino más de 125 tiendas, a modo de boutiques, que ofrecen una gama exquisita de joyería, artículos de decoración, comida local y mucho más. Por ello, este mercado también es conocido como «Pueblo de Invierno». Comienza desde finales de octubre hasta principios de enero, con una enorme pista de hielo, que incluso está abierta hasta la medianoche durante los fines de semana.

  • Budapest, Hungría

El festival de Navidad más famoso y popular de Budapest tiene lugar en Vörösmarty Tér (Plaza Vörösmarty) todos los años desde principios de noviembre hasta finales de diciembre. La famosa cafetería Gerbeaud se transforma en un gigantesco calendario de adviento, donde todos los días, desde el 1 de diciembre hasta el 23 de diciembre, se ilumina una ventana con una nueva y mágica decoración. En el mercado navideño local el visitante encontrará artesanías húngaras tradicionales y muchos platos locales deliciosos, cuyo olor se percibe desde lejos y hace que al visitante que se le haga agua la boca. Mesas y bancos invitan al turista a sentarse y disfrutar. Para los más pequeños hay un tren decorado para Navidad que pueden montar gratis.

  • Copenhague, Dinamarca

Tivoli Gardens es el nombre que recibe el Christmas Market, un histórico parque de atracciones adornado con hermosas decoraciones en todos los jardines. Los puestos navideños ofrecen souvenirs y comida. Los desfiles de la Guardia Juvenil de Tivoli y la música navideña en los Salones de Tivoli son muy valorados por los visitantes. Se recomienda especialmente ver el tradicional espectáculo de fuegos artificiales los días 25, 26 y 31 de diciembre en los Jardines de Tivoli.

  • Praga, República Checa

La Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské námestí) y la Plaza de Wenceslao (Václavské námestí) son los dos principales mercados navideños de la ciudad de Praga. En solo cinco minutos a pie, ambos pueden visitarse en un día. Están abiertos todos los días del 2 de diciembre al 6 de enero de 10:00 a 22:00 horas.

La Iglesia de Tyn, el monumento a Jan Hus y el Antiguo Ayuntamiento con el mundialmente famoso reloj astronómico, hacen que la Plaza de la Ciudad Vieja ofrezca un ambiente muy especial. Un enorme árbol de Navidad con miles de luces ilumina el cielo nocturno de Praga. Los conciertos de Navidad tienen lugar aquí todos los días y el belén cobra vida con animales reales.

En la Plaza de Wenceslao, los amantes de la artesanía bohemia tienen aquí su lugar. Fortalecidos por el cálido vino caliente (svarák) y el aroma de la torta trenzada fresca (vánocka), los visitantes pueden ver a los artesanos realizar trabajos de vidrio u obras de arte de acero y hierro que crean los herreros locales.

  • Estrasburgo, Francia

Uno de los mercados navideños más antiguos de Europa (desde 1570) se encuentra en Estrasburgo. Resulta una visita obligada el árbol de Navidad de 30 metros de altura, en el corazón del casco antiguo, la plaza Klébe, que se ha convertido en un símbolo de la ciudad de Estrasburgo durante la época navideña.

Dos osos gigantes de pie, junto a la brillante y mágica puerta iluminada en oro y blanco, reciben con cariño a los visitantes. Caminando por sus calles empedradas, se puede participar en numerosas actividades como conciertos, espectáculos o exposiciones. Las galletas navideñas «Bredele» no faltan nunca.  A lo largo de los años, muchas familias han elaborado estas deliciosas galletas navideñas, por lo que hay casi tantas recetas de estas deliciosas galletas como familias en Alsacia.

  • Viena, Austria

El primer mercado navideño en la capital austriaca se celebró en el año 1298. El Christkindlmarkt de Viena se extiende sobre Rathausplatz y los parques de los alrededores. Es un punto culminante inolvidable para todos los que quieren vivir y disfrutar de la navidad.  Aquí también, los visitantes son recibidos en la entrada por una torre de velas. Además de los 151 puestos, también hay una enorme pista de hielo para patinar, montar renos. Destaca también un carrusel de varios pisos de 12 metros de altura y un belén clásico para deleite de todos los niños.

Incluso si la nieve aún no ha hecho su aparición, las brillantes luces de hadas, el olor a vino caliente, los manjares dulces y salados y el ambiente general de los puestos navideños bellamente decorados transmiten la sensación de vivir en una época diferente. Los lejanos recuerdos de la infancia regresan cada año.

Deseamos a todos una Feliz Navidad en familia.

 

Más Noticias